Soluciones químicas sostenibles que aumenten la productividad de los cultivos.

A pesar de la creciente demanda de alimentos y del incremento de la presión sobre las tierras de cultivo, los agricultores cuentan con cada vez menos herramientas para enfrentarse a los devastadores problemas de plagas que amenazan a sus cultivos y a la seguridad alimentaria.

Para dar respuesta a esta situación, Dow AgroSciences ha hecho una inversión considerable en I+D y en pensamiento innovador para descubrir la primera (y única) materia activa de una nueva e innovadora clase de insecticidas químicos, las sulfoximinas. Isoclast™ active ha sido aprobado por la UE y está registrado en más de 40 países de todo el mundo.

¿Por qué es especial?

Isoclast interactúa de una forma única y compleja con los receptores nicotínicos de acetilcolina del insecto, distinta de la observada en neonicotinoides, butenolides y mesoiónicos. También presenta una clara ausencia de resistencias cruzadas con insecticidas de otras clases químicas y, lo más importante, se puede usar de forma eficaz y efectiva contra una considerable variedad de plagas.

Isoclast se ha usado en millones de hectáreas en todo el mundo durante varias campañas sin que se haya detectado ningún efecto perjudicial sobre las abejas.