febrero 20, 2017

Las dos caras de la historia de Isoclast™ active

Ramesh Babu, director de Marketing Territorial para el sur de Europa, habla sobre los agricultores y los consumidores, y sobre la satisfacción de poder cumplir con las necesidades de ambos grupos.

Ramesh-Babu-fruits-vegetables-isoclastImagine observar a la gente comprando frutas y verduras, sabiendo que ha contribuido a llevar productos de calidad a las tiendas. Esa es la situación en la que se encuentra Ramesh cuando va a hacer la compra: “Me siento orgulloso de trabajar para una empresa que aporta a los agricultores soluciones que les ayudan a cultivar estas frutas y hortalizas, y así alimentar al mundo”.

Con experiencia previa en agricultura y tras haber trabajado en ventas y marketing en Asia, Oriente Medio, África, y ahora Europa, Ramesh se encuentra en una posición única que le permite entender los problemas de las dos partes: el consumidor y el agricultor.

Las frutas y verduras son una parte importante de nuestra dieta y contribuyen de forma vital a mantener una buena salud. Pero, como consumidores, a todos nos preocupa la calidad de lo que comemos. “Somos exigentes y nos gusta elegir, miramos la forma, el tamaño y los defectos. Resulta muy satisfactorio ver que un consumidor puede hacer su elección con una sonrisa”.

La experiencia previa de Ramesh es de gran ayuda. Ramesh pasaba sus vacaciones en la finca de su padre, donde cultivaba arroz, lentejas y hortalizas, cerca de Chennai, en el sur de la India. Más tarde estudió agricultura y empezó a trabajar en la industria de protección de cultivos. Todo esto le permite ver las cosas desde el punto de vista del agricultor y entender cómo organizaciones como Dow AgroSciences pueden ayudarle. “Entiendo las dificultades de producir un cultivo desde el punto de vista del agricultor”.

Hoy en día, los agricultores cuentan cada vez con menos soluciones para luchar contra las plagas y obtener productos de calidad, otorgando a los consumidores concienciados con la protección del medio ambiente el poder de elegir. Isoclast supone una nueva herramienta con la que los agricultores cuentan a la hora de proteger sus cultivos, y Ramesh ve con claridad su papel en esta cadena de suministro: “Estoy aquí para ayudar a los agricultores a proteger sus cultivos y ganarse la vida con dignidad, ya que pueden conseguir un mejor precio por un producto de mejor calidad”.

La calidad de un producto es importante, y cultivar productos frescos que los consumidores quieran comprar es fundamental. Cuidar el medioambiente y la tierra que le da al agricultor su sustento también es un factor esencial.

Ramesh entiende todo esto muy bien. Ve de primera mano el equilibrio que buscan los agricultores y el cuidado que ponen en cultivar productos de calidad sin comprometer el medioambiente. La sostenibilidad es primordial. El agricultor quiere proteger su finca y su forma de ganarse la vida para poder pasársela a la siguiente generación. Quiere usar soluciones que sean seguras para él y su familia, y obtiene información de científicos, ingenieros agrónomos y fabricantes para poder hacerlo. Sobre todo, es necesario recordar que los agricultores también son consumidores.  

Elegir el producto adecuado es por lo tanto muy importante para el agricultor, para ayudarle a proteger la tierra y cultivar productos de calidad. Aquí es donde Isoclast puede aportar a los agricultores una solución sostenible y efectiva, y, para Ramesh, las ventajas, tanto para los agricultores como para los consumidores, son muy claras.

Ramesh Babu es director de Marketing Territorial para el sur de Europa y trabaja desde Zúrich, Suiza.

CATEGORÍAS