Producir más con menos recursos

Para ser más eficientes y producir más alimentos con menos recursos (incluida la tierra), es necesario producir de forma sostenible y ayudar a la población mundial a tener acceso a alimentos de alta calidad, frescos y nutritivos.

Actualmente, en torno a un tercio de los alimentos producidos cada año en todo el mundo para consumo humano se pierden o se desaprovechan [1]. Isoclast™ active puede ayudar a mantener un suministro sostenible y precios estables resolviendo las pérdidas de alimentos causadas por plagas de insectos. En concreto, Isoclast ayuda a controlar las plagas de insectos chupadores y muchas otras especies, cubriendo así una carencia de la oferta de insecticidas y contribuyendo a prevenir enfermedades de las plantas mediante el control de vectores de virus.

[1] Global food losses and food waste – FAO

Isoclast es una herramienta eficiente y efectiva que funciona contra insectos chupadores resistentes a otros insecticidas, como los neonicotinoides. En particular, Isoclast puede ayudar a los agricultores a controlar pulgones, míridos, fulgoromorfos, cicadélidos, cochinilla algodonosa y otras cochinillas y mosca blanca.

Isoclast está aprobado en la Unión Europea. Cuando se usa de acuerdo con la etiqueta, Isoclast ha demostrado tener un efecto mínimo sobre los insectos beneficiosos, incluidas las abejas, haciendo compatible el uso de tecnología con la polinización de los insectos.

Está registrado en más de 40 países de todo el mundo y se ha usado en millones de hectáreas a nivel global durante varias campañas sin que se haya detectado ningún daño sobre las abejas, incluso en cultivos atractivos para ellas, como la colza o los frutales de hueso.